Producción Provincia Región

Estiman que la producción de citrus cayó un 40 por ciento esta temporada

Una helada tardía en plena época de floración afectó al sector, que pese a la pandemia sostiene la exportación a los mercados consolidados.

Alrededor del 40% de la producción citrícola nacional se cultiva en Entre Ríos, sobre todo en los departamentos Concordia, Federación y el norte de Colón.

Darío Toller, uno de los titulares de una pyme que produce cítricos sobre 500 hectáreas en la zona de Federación, indicó: “La cosecha va bien, se va levantando toda la producción”.

No obstante, mencionó que este año cayó casi un 40% respecto a 2019, ya que una helada tardía en octubre causó serios daños en la floración. “El año pasado hubo superproducción, pero este año no va a ser igual, ya que hubo una helada en los primeros días de octubre, justo en tiempo de plena floración y con frutos cuajando”, lamentó.En el caso de la pyme familiar en la que se desarrolla, hace varios años que exportan, mayormente mandarina y en segundo lugar naranjas, pero hace menos tiempo que lo hacen sin intermediarios. Toller afirmó que las ventas al exterior solo se complicaron en cuanto a la logística, debido a que los que los buques con contenedores no estaban llegando en tiempo y forma, aunque luego esto se solucionó y se pudo seguir despachando mercadería sin ningún problema, hacia destinos como Rusia, Filipinas y Canadá.

Al haber menos producción que el año pasado, se generó un equilibro entre la demanda con la oferta. “Eso hizo también que tengamos mejores precios este año en el mercado interno, comparándolos con los del año pasado”, explicó Fernando Borgo, integrante de la comisión directiva de la Federación del Citrus de Entre Ríos (FeCiER).

De acuerdo a una observación empírica de los productores entrerrianos, la mayor demanda se está dando porque “la gente priorizó en su casa el consumo de alimentos”, según expresó el dirigente, y evaluó: “Con el tema de la gripe e incluso de la pandemia, muchos se hicieron eco del consejo de aumentar el consumo de cítricos para subir la dosis de vitamina C. Eso hizo que tengamos un año con buen consumo y, dentro de las complicaciones, tuvimos un precio relativamente bueno”.

Sobre esta cuestión, comentó que al productor le está quedando entre 6 y 10 pesos por kilo de mandarinas, dependiendo de las variedades. “Hay un poco menos de mandarina este año y esto generó que mejoren los precios, excepto en lo que se destina a industrias: esos precios son los más desmejorados”, aseguró.

También Borgo señaló que la exportación se sigue llevando adelante, aunque analizó que la pandemia complicó la apertura de nuevos mercados, y mencionó: “Los vendedores que antes solían viajar para conseguir nuevos mercados, esta vez ni pudieron hacerlo. Los mercados que ya nos venían comprando están informatizados y la pandemia no fue una limitante para seguir exportando, incluso se trabajó mejor que el año pasado en algún porcentaje”.

Sin embargo, aclaró: “Lo que complica mucho el panorama es la incertidumbre. A principios de año el cambio por ahí dejaba trabajar un poco más. Ahora todo lo que se exporta se paga a dólar oficial y hay que restarle las retenciones, pero cuando un productor tiene que comprar insumos se los cobran a un valor más alto, no el del dólar oficial. Por más que los distintos gobiernos digan lo contrario, en la práctica es lo que ocurre”.

Chajarí
16°
15°
Sab
14°
Dom
15°
Lun
18°
Mar
13°
Mie