Ciudad País Provincia

Investigación periodística con una de las autoras oriunda de Chajarí, recibió el reconocimiento de ADEPA

“Las Visitantes: historias de mujeres que cuidan a los presos” es una investigación periodística que fue distinguida por la Asociación de Entidades Periodísticas de Argentina (ADEPA). El informe contó con la producción periodística y los textos de Carina Bazzoni y María Laura Cicerchia; la fotografía y videos de la fotoperiodista Celina Mutti Lovera; infografías de Juan Escobar y edición web a cargo de Lisandro Machain, integrantes de La Capital. Cicerchia es oriunda de Chajarí, desde hace muchos años reside en Rosario, donde trabaja en la sección Policiales y Tribunales de ese medio gráfico.

En diálogo con RADIO CHAJARI, explicó que el trabajo surgió por una beca de la Fundación Gabo y Oxfam para contar la desigualdad en la distribución de trabajos del cuidado y sus implicaciones socioeconómicas en América Latina y el Caribe.

“A partir de la escalada de la criminalidad que se venía dando en Rosario, pensamos cómo eso repercute en las cárceles, generando un crecimiento en la población carcelaria (…) Se me vino la imagen de las colas de las mujeres frente a las cárceles y las comisarías. A partir de eso hicimos esta propuesta de investigar a las mujeres que visitan a las personas privadas de la libertad. Obtuvimos una beca y pudimos seguir adelante”, señaló sobre el trabajo realizado por fuera del horario laboral.

“Visitamos las cárceles. En las cárceles de mujeres, son mujeres las que se encargan de atender también a las privadas de la libertad (…) es el vínculo afectivo con el afuera, les acercan los remedios, los comestibles, les llevan a sus hijos”, dijo sobre el rol que desempeñan en general las madres o hermanas de las detenidas.

“Supone la visita como un trabajo. Hay un tiempo, traslado, preparación de los bolsos con alimentos, se acercan, sostienen y no son vistas como un actor del sistema carcelario”, apuntó Cicerchia. Al respecto, observó que “cuando hay visitas, las cárceles son más tranquilas. Hay reglas sagradas. Ese día el clima es muy tranquilo. Nos encontramos con un montón de cuestiones que no son miradas”.

“En este momento donde mucho de la producción periodística está abocada a la inmediatez, al título exitista (…) que se reconozca un trabajo que se hizo en equipo, que llevó un montón de tiempo y debate, es interesante (…) Está bueno que sea reconocido y poder pensar en periodismo narrativo como una instancia para interpelar lo que nos pasa como comunidad, poder mirar lugares que son más ensombrecidos, como esta historia de mujeres que estaban ahí y nadie las estaba mirando”, señaló por último la periodista con raíces en esta localidad y una de las autoras del trabajo reconocido por ADEPA